Padre soltero en Puebla saca adelante a sus hijos

QUÉ PADRE. Juan López, padre abandonado con 4 hijos lo da todo por ellos; uno ingresará a la BUAP


Por Alma Méndez el 20/06/2021 - 16:25

Puebla, Pue. “Porque es mi responsabilidad sacarlos adelante, porque desde que su mamá nos abandonó decían que no iba a poder cuidar a mis cuatro hijos, entre ellos a una bebé de 6 meses”, declaró Juan López, quien se dedica a la albañilería y es padre soltero desde hace 10 años.

 

Padre desde muy chico

Juan López Rojas, tiene 35 años de edad, y este Día del Padre lo celebra a lo doble, pero de manera muy interna, pues no le gusta alardear que él solo ha hecho muchos sacrificios para sacar adelante a Juan Carlos de 17 años, Lupita de 16, Pablo de 14 y María de 11 al precio que sea, pues lo importante es hacerlos buenas personas y responsables. 

Juan contó a Lo de Hoy, lo difícil que ha sido todo este tiempo partirse en varias partes para poder estar presente con sus hijos y que lo vean como un ejemplo a seguir.

“Mi esposa me dejó, éramos muy chavos yo tenía 18 y ella 16, cuando nos tuvimos que juntar porque quedó embarazada de mi hijo mayor Juan Carlos, ella decidió venirse conmigo porque su papá le pegaba mucho a ella, a sus mamá y a sus hermanos, yo creo por eso también quiso embarazarse, quizá se le hizo fácil y nos juntamos, desde un principio fue difícil porque ella aspiraba a más, pero pues yo no tenía estudios y no conseguía un buen trabajo como ella quería, siempre me reprochaba vivir en un cuarto, ella quería una casa, pero yo no podía darle más”, acotó. 

 

Puedes leer: Restaurantes podrían incrementar sus ventas un 30% por Día del Padre

 

Declaró que las cosas iban mal, pero volvió a salir embarazada otras tres veces más, de las cuales siempre quiso responsabilizarlo a él, donde pensaba que era un berrinche de ella para chantajearlo, pues tenía varios trabajos para sacar a sus hijos adelante, además de que sentía mucha presión de su pareja para llevar el dinero a la casa.

“Ella no quería trabajar, el pretexto era que quién iba a cuidar a los niños, pero ella tampoco lo cuidaba, pues se quedaba dormida o platicando siempre con los vecinos”.

 

Sin decir adiós…

Con la voz entrecortada platicó que uno de esos días, se levantó junto con él para preguntar a qué hora llegaría ese día de trabajar, a lo que le respondió que no sabía, pero que haría todo lo posible por llevar pan para cenar y le pidió hacer un té o café para acompañarlo, esa fue la última vez que la vio en su casa. 

Por la tarde, le extrañó que su hijo Juan Carlos llamara a su teléfono para decirle que no habían comido nada, pues su mamá no estaba en su casa y la bebé de 6 meses no dejaba de llorar.

Intentó salir lo más pronto posible, pero ese día estaba el arquitecto que supervisaba la obra en la Vía Atlixcáyotl, así que estuvo lo más que pudo, hasta que pudo zafarse e irse a su casa que se encontraba ubicada en la colonia Casa Blanca.

 

Te sugerimos: Sean ejemplo para sus hijos, pidió arzobispo a papás poblanos

 

Al llegar a su casa, vio a sus hijos afuera y a vecinos que trataban de calmar a la bebé y darle un poco de leche, pues ya había estado llorando mucho tiempo.

Al ver eso, mencionó que una vecina se le acercó y le dijo que cerca de las 10 de la mañana su esposa se había ido con una bolsa negra y que no había regresado.

Al principio pensaron que algo le había pasado, ya después de buscarla por todos lados, su hijo Pablo le dijo que no estaban las cosas de su mamá.

“En ese momento se me cayó el mundo y chillé sin que mis hijos se dieran cuenta, entonces decidí hacerme responsable, seguir trabajando en diversos lugares para sacarlos adelante a veces hasta de mesero y cargador en la Central de Abastos, recuerdo que alguien me dijo que me buscara a otra mujer para que me ayudara a cuidarlos, pero yo nunca quise, me organicé y Juan Carlos y Lupita me ayudaron con los más pequeños, sobre todo con la bebé, incluso para no dejarlos solos a uno lo inscribí en la mañana y a otro en la tarde para que siempre hubiera alguien en la casa cuidando a los más pequeños.”

 

Te recomendamos: ¿HIJOS?. Ser papá, condición que ahora los jóvenes retrasan

 

Juan Carlos irá a la BUAP

Enfatizó que todo sacrificio ha valido la pena, pues ahora Juan Carlos ingresará a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), a estudiar medicina, su hija Lupita estudia en el bachiller, Pablo está en la secundaria y María pasará a 6 de primaria y a todos les gusta estudiar, pues sus calificaciones son buenas, con pena, dijo que María es un poco berrinchuda como su mamá.

Al preguntarle si no estaría dispuesto a casarse, pues aún es joven, dijo que no, pues en este momento la prioridad es darles estudio y todo lo que necesiten a sus hijos, además de que ve difícil que una mujer quiera juntarse con él por su responsabilidad, y confesó que aún tiene miedo de que le vuelva a pasar lo mismo.

 

 *JR