Impunidad

Impunidad


Por Fernando A. Crisanto el 04/06/2021 - 05:55

El ambiente de violencia que dominó las elecciones de este año en todo el país tuvo características regionales, pero en general hay un factor que permea y prevalece, que es la impunidad con la que balean, amenazan, secuestran y asesinan a políticos y candidatos sin que haya castigo.

Lo hacen y lo ostentan, aunque las autoridades lo minimicen, sus autores no tienen límite ya sean políticos o integrantes de un cártel. Actúan sin freno, ni temor, lo hacen a la luz del día, sin que nada ni nadie los detenga.

Puebla es la tercera entidad en donde ocurrieron más agresiones contra políticos durante este proceso electoral, que arrancó en septiembre del año pasado. Hasta el domingo 30 de mayo, se registran 58 casos y cuatro asesinatos, con base en un estudio de la consultora Etellekt.

Del mismo autor: El híper candidato


Esta analiza el escenario político nacional desde 2018 y realizó una investigación del 7 de septiembre de 2020 al 30 de mayo de 2021, la cual documentó 782 agresiones contra políticos en la República.

La entidad poblana está debajo de Veracruz con 117 y Oaxaca con 68 agresiones; le siguieron el Estado de México, Michoacán, Guerrero, San Luis Potosí, Chiapas, Guanajuato, Jalisco y la Ciudad de México, los cuales se ubican por arriba del promedio nacional de agresiones.

Uno de los últimos ejemplos es el candidato a la presidencia municipal de Hueytlalpan por Fuerza por México, Edwin Bonilla Martínez, quien declaró que el lunes pasado fue objeto de un atentado con arma de fuego en su domicilio de la junta auxiliar de Zitlala.

Aproximadamente a la una de la mañana despertó por el sonido de los disparos y de los 9 impactos hechos con un arma de 9 milímetros, dos dieron en la ventana, 2 en la puerta de madera y 5 en la fachada de piedra.

Etellekt registró durante el periodo de las elecciones cuatro muertes de políticos en Puebla, de los cuales tres eran de grupos opositores a la gestión estatal.  A nivel nacional se contabilizaron 89 asesinatos de políticos, 75 por ciento eran opositores a las administraciones de sus estados.

En Puebla, candidatos de diferentes partidos o personas vinculados a ellos han denunciado desde agresiones y amenazas hasta intentos de asesinatos.

El 30 de mayo pasado la candidata a presidenta municipal de San Salvador El Seco por el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guadalupe Serrano Fuentes, dio a conocer que tras el debate y al llegar a la casa de sus padres atentaron contra ellas y le dispararon en dos ocasiones.

Del mismo autor: La violencia electoral, sigue


Mientras que el candidato a presidente de Santa Clara Ocoyucan por Morena, Francisco Cortés Pancoatl, denunció que le dispararon en la mano.

Los dirigentes estatales del PAN y Morena han solicitado en los últimos días la presencia de la Guardia Nacional y la protección de sus candidatos en distintos municipios porque han sido amenazados.

La gran prueba será el domingo, pero la tensión no concluirá ahí sino hasta que los perdedores acepten su derrota y en los municipios donde la diferencia sea mínima habrá conflictos postelectorales y estos envueltos en un ambiente de tensión y la tentación de resolverlos con el uso de la fuerza será latente.

Todo ello con la impunidad de un sistema judicial en toda la República que no sanciona ni el crimen ni a los criminales.

 

De las anécdotas que se cuentan


Aquellos mexicanos que no se andan por las ramas lo dicen y lo explican.

El crimen organizado se ha convertido en el gran elector en el país, pues quiere atribuirse la decisión de quiénes gobernarán los próximos años en México, y todo está ocurriendo frente a nosotros, afirmó el maestro Mario Campos, académico del Departamento de Comunicación de la Ibero.

Del mismo autor: Lo de Hoy Noticias, 02 de Junio de 2021


Periodista y politólogo participó en el panel Proceso electoral y democracia en México, que se realizó en el marco del Primer Congreso Internacional Red de Egresados 2021 #SomosIbero En el mundo, precisó que los actos de violencia registrados durante el proceso electoral demuestran que el crimen organizado se ha convertido en el gran elector en el país.

Campos agregó que otra de las grandes amenazas que enfrenta la democracia en México es el ataque a las instituciones y los contrapesos, “no es posible que todo el sistema judicial sea corrupto ni que todos los órganos autónomos sean caros. Los organismos que hemos construidos no son perfectos, pero la ruta es fortalecerlos y no concentrar el poder en el presidente, se llame como se llame”.

Para rematar advirtió que es preocupante una posible reforma electoral que lejos de fomentar la pluralidad, la competencia y el combate al dinero sucio, sirva para devolverle al gobierno más incidencia en el proceso electoral, lo cual significaría un retroceso de más de 40 años.

Y, por si fuera poco, también destacó la pobre respuesta social en torno a las amenazas a la democracia.

¿Así o más claro?

Sobre advertencia, no hay engaño.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

*AR